Iván Ferreiro y Zahara (Oviedo, 16/09/19. Fiestas de San Mateo)

Escenario notable. Sonido también. Y lunes.

Noche calurosa en la semana grande de San Mateo. Todos víctimas de la brillante idea del Ayuntamiento de no ubicar (e ingresar por ello) una barra en el recinto para poder refrigerarte. Bares colindantes (lejanos) aplaudiendo.

Salió Zahara y su corte de astronautas (Martí, Pablo, Manuel y Carlos). Probablemente se ha convertido en la reina del indie español (nuestra reina), con una voz y unas letras que además se ven mejoradas por lo que a veces parecen adaptaciones rítmicas lideradas por el talento del sr. Perarnau IV. Si eliminase del repertorio corto algún tema de los lentos, los bolos de Zahara serían una permanente sesión de buen rollo (incluso con letras jodidas) y baile. Miau, miau, miau.

Después llegó Iván, rodeado también de un conjunto de talentos musicales excepcionales (Amaro, Ricky, Xavi, Sergio, Marta, Emili). Con Iván no somos objetivos, lo asumimos. Nos quedaríamos a vivir para siempre en uno de sus conciertos. Más aún desde que usa aparatitos para hacer ritmos y clonar voces, la suya o la de quienes le acompañan. Él saca a pasear su brazo, apoyándolo en la cadera, o levantando repetida y grácilmente 2 dedos. Y nosotros le imitamos. Y somos felices.

Zahara e Iván. Ella es una diosa y él es un cometa.

 

Fotos tomadas por esc_amado.

Deja un comentario